La mirada imperfecta: El Virus de la Pensionitis

 

Por: Raúl Mayo Castro

Escritor, periodista y docente. Originario de Villahermosa, Tabasco. Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG). Cuenta con tres libros de relatos publicados en Jalisco. Actualmente radica en Ensenada, Baja California, donde se incorpora con naturalidad al cuerpo docente y a la actividad periodística, mientras prepara un par de trabajos novelísticos.

e-mail: ilimite@hotmail.com

 

 

 

¡Ahhh cómo son desmemoriados los expresidentes de México! se les ha olvidado dónde escondieron sus guardaditos, dónde enterraron sus pesos sobre pesos, y no sólo eso, dónde anotaron las contraseñas de sus ahorritos bancarios, y por esa razón, claramente, sería una injusticia que el Peje les quitara sus pensiones. No hay derecho, sería una total falta de delicadeza. Soy el primero en oponerme a semejante abuso.

Además, no podemos ser despiadados, estos ex mandatarios nos han salido muy enfermizos ¿tendremos corazón para abandonarlos ahora? La prevalencia de cada caso clínico ha comprobado sexenio tras sexenio, la terrible verdad: los pobres son cleptómanos incurables. A pesar de eso, durante seis años trabajaron arduamente aplicando la ley, sí, aunque sea la ley de lo caido caido. Por culpa de la enfermedad, tuvieron que embolsarse fraudes, desvíos, rapiñas y mordiscos al presupuesto, más todo lo soportaron estoicamente. También hay que añadir la suprema carga de robarse las prerrogativas, concesiones, favorcitos y otros inclasificables anexos.

Duele verlos desaforados, vulnerables, famélicos. Primero cleptómanos, y ahora amnésicos, no dan una. La desgracia se cierne sobre ellos, cuánta razón le asiste al dignísimo Chente Fox, quien con su dedo acusador, señala a la misma sociedad que un día sirvió: “Caray, ni crean que nos alcanza con los milloncitos que nos dan”. Señores, la verdad es bestial y altamente meridiana, los años pasan, con los que ya suman nuestros expresidentes, sólo serían candidatos para el asilo de ancianos o para postularse como cerillitos de algún supermercado. No hay que ser…

Debo ser justo con mis comentarios, Meade, es decir MID, es el único presidenciable que ha salido en defensa de tan noble causa. El taimado del Bronco, sería tan barbárico que sin considerar su enfermedad, les cortaría de inmediato la mano. De Margarita y Anaya ni hablar, se lavarían las manos al más puro estilo de Poncio Pilatos ¿qué son 4 o 5 milloncitos mensuales para el apoyo de los expresidentes y sus comitivas?

La ingratitud es uno de los peores defectos de los seres humanos. Echevarría, Zedillo, Fox, Calderón, incluso Salinas que tuvo la dignidad de renunciar a su pensión, tienen que soportar las venenosas ofensas y las maliciosas propuestas de López Obrador, quien con toda la burlesca intención de provocarles, les ofrece a cambio y sin recato el apoyo de “70 y Más”.

Señores, el mundo está de cabeza, hemos descuartizado la moral, hemos traicionado a estos buenazos que nos han llevado a los primeros lugares de desarrollo ¿se imaginan qué sucederá si gana el Peje? Sí… nuestro actual jefe del ejecutivo nacional se quedaría sin su pensión, sería el caos, el paroxismo, el total despeñadero.

Listo compadre…

 

____________________
Fotografía de portada: CC-0

Comentarios

usuarios