Oh, Boy!: Quantum Leap (o Viajeros en el Tiempo), Teniendo una Cita con el Destino

 
El Dr. Sam Beckett (Scott Bakula) y Al Calavicci (Dean Stockwell) en Quantum Leap (1989-1993). Imagen: theredlist.com

¡Bienvenidos al mundo de los HÉROES DE PAPEL!. Hoy domingo, THE_CHULK rescata un viejo artículo dedicado a Quantum Leap (1989-1993), una serie de televisión transmitida durante 97 episodios en la cadena NBC (Estados Unidos), creada por Donald P. Bellisario (Magnum, P.I., JAG, NCIS). Protagonizada por Scott Bakula y Dean Stockwell, conocida en México y otros países latinoamericanos como Viajeros en el Tiempo, recibió nominaciones a los Emmys y los Golden Globes. El viaje hacia el pasado va a comenzar, así que quédense en la sección de los cómics, el cine, la televisión y la ciencia-ficción, hecha con 99% de corazón y 1% de talento.

El episodio piloto Genesis (fecha de transmisión original: 26 de marzo de 1989) inicia en el año 1999 (el futuro), cuando el Almirante Al Calavicci (Stockwell) conoce a una chica que tiene problemas con su auto en el desierto de Nuevo México. Mientras viajan, Al recibe una llamada de Gooshie, el programador principal, informándole que el Dr. Sam Beckett (Bakula) decidió “saltar” para probar el Proyecto Quantum Leap (Salto Cuántico), desvaneciéndose. Cuando despierta (fecha: 13 de septiembre de 1956), un confundido Sam descubre que ha tomado el lugar del piloto de la Fuerza Aérea Tom Stratton, el reflejo en el espejo es el de Stratton y no el suyo (más tarde “salta” en el beisbolista Tim Fox en 1968), para rematar, su memoria tiene tantos agujeros como un “queso suizo”, al grado de no poder recordar ni su nombre.

Sam recibe la guía de su mejor amigo Al, un estrafalario mujeriego y observador que aparece en forma de holograma que solamente él puede ver y escuchar. Gracias a Al y a la computadora híbrida Ziggy, Sam se entera que la forma de “saltar” es arreglar lo que alguna vez salió mal, cambiando la historia, tratando de hallar el camino a su propio tiempo, siendo la premisa principal a lo largo de las 5 temporadas. Al final de cada episodio Sam va “saltando” al siguiente destino, usualmente pronunciando la frase “Oh, Boy!”, traducida al español como “¡Ay, Caray!” u “¡Oh, Dios Mío!”.

Los “saltos” de Sam, poseedor de un IQ de 267, lo llevaron a convertirse en toda clase de individuos: una sexy secretaria, un rebelde locutor de radio, una mujer embarazada (síntomas incluidos), un mafioso al estilo de The Godfather (El Padrino), él mismo siendo un adolescente, un chimpancé, Elvis Presley, Lee Harvey Oswald, el chofer de Marilyn Monroe, etc. Un aspecto divertido de Quantum Leap son los “besos con la historia”, momentos en los que Sam conocía a una figura histórica o se relacionaba en un hecho histórico, por ejemplo, en un episodio conoció y le enseñó el moonwalk a un niño llamado Mikey. Ganadora de Globos de Oro y Emmys, Quantum Leap “saltó” fuera de la tele, realizándose la banda sonora, una serie de novelas publicadas por Ace Books y un cómic de 13 números por Innovation Publishing (https://comicvine.gamespot.com/quantum-leap/4050-20349/). Ha estado disponible en DVD regiones 1 y 4.

Facebook: Jesús García Rubio (https://www.facebook.com/jesus.garciarubio.96)

Portada de Quantum Leap #1 (septiembre de 1991), publicado por Innovation. Imagen: Comic Vine
Portada de Quantum Leap #1 (septiembre de 1991), publicado por Innovation. Imagen: Comic Vine

Créditos iniciales en español de la serie de televisión Quantum Leap (1989-1993). El tema principal fue compuesto por Mike Post (The A-Team, CHiPs, Law & Order).

Comentarios

usuarios

THE_CHULK

Creando el mundo de los HÉROES DE PAPEL con 99% de corazón y 1% de talento.