Firman el Acta 323 en Nuevo México

 

Ensenada, B.C.-(Comunicado de Prensa) Hoy 27 de septiembre del 2017 dependencias de gobierno, organismos del agua, usuarios y organizaciones de la sociedad civil de México y Estados Unidos se reunieron en Santa Fe, Nuevo México para confirmar la firma del Acta 323, un adéndum del Tratado de Aguas Internacionales de 1944 entre ambos países.

Oficialmente titulada “Extensión de las Medidas de Cooperación y Adopción de un Plan Binacional de Contingencia por Escasez de Agua en la Cuenca del Río Colorado”, el Acta 323 asegura el trabajo conjunto de México y Estados Unidos para atender una posible escasez de agua en el Río Colorado y alcanzar nuevos objetivos de conservación de ecosistemas, mejoramiento de la productividad de la región y administración sustentable del agua.

El Río Colorado, al ser compartido por México y Estados Unidos, está sujeto a varios acuerdos binacionales que se basan en el Tratado de 1944 de la Distribución de las Aguas Internacionales de los Ríos Colorado, Tijuana y Bravo.

El Acta 323 constituye una ampliación a las medidas adoptadas en el Acta 319, y representa un esfuerzo conjunto de dependencias federales, estatales y locales en ambos países para establecer un rumbo de mayor seguridad de agua para las más de 36 millones de personas que dependen del Río Colorado en México y Estados Unidos, incluyendo a más de 2 millones de personas en Mexicali, Tecate, Tijuana, Rosarito y Ensenada en Baja California, y cerca de 200,000 hectáreas de cultivos en los valles de Mexicali, Baja California y San Luis Río Colorado, Sonora.

El Río Colorado es una de las fuentes de agua más importantes en el oeste de Norteamérica, abasteciendo a siete estados en Estados Unidos, y a Baja California y Sonora en México. Más de 17 años de sequía han reducido la certeza sobre el suministro de agua del río, creando un riesgo para la población y la economía regional en caso de que se presente escasez de agua.

Específicamente, el Acta 323:

Asegura para México la continuidad en el acceso a un almacenamiento de agua en Presa Hoover que le permita a Baja California administrar mejor el recurso y afrontar los desafíos de reducción al abasto por los efectos del cambio climático.

Continúa la inversión para modernizar la infraestructura hidroagrícola en el Valle de Mexicali, mejorando su eficiencia para conservar un volumen anual estimado en más de 200 millones de metros cúbicos de agua para México.

Plantea recortes voluntarios de agua para ambos países para evitar una declaración de escasez y minimizar el impacto para los usuarios.

Renueva el reconocimiento del delta y del corredor ribereño del Río Colorado plasmado en el Acta 319 como un lugar de importancia ecológica y de responsabilidad histórica para ambos países.

Obliga a los gobiernos de México y Estados Unidos, en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil, a aportar agua y financiamiento para continuar con los esfuerzos de restauración de hábitat y monitoreo científico en el Delta del Río Colorado hasta el 2026.

La Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) y su contraparte estadounidense (IBWC), son las dependencias federales que se encargan de coordinar la negociación e implementación de los tratados binacionales de agua. Reconocemos el liderazgo y la visión de los funcionarios de las dos secciones, México y Estados Unidos, y de la Comisión Nacional del Agua y su contraparte el Bureau of Reclamation en la adopción del Acta 323. Afirmamos que el Acta posibilita un futuro hídrico más seguro para todos los usuarios del agua del Río Colorado, en un entorno de cooperación binacional, manejo integral del agua y sustentabilidad ambiental.

La firma del Acta 323 entre México y Estados Unidos demuestran el poder de la cooperación entre gobiernos nacionales, agencias del agua y gobiernos estatales, en colaboración con asociaciones de usuarios, instituciones académicas y organizaciones de la sociedad civil. Las organizaciones abajo firmantes que hemos contribuido a este esfuerzo celebramos que sociedad y gobierno de esta región siguen generando modelos y mecanismos eficientes para el manejo integral y sustentable de ríos trasnacionales que sirven de ejemplo a nivel mundial.

Acerca de las Organizaciones

El Colegio de la Frontera Norte es una institución académica dedicada a la investigación y docencia de alto nivel, cuyo objetivo es generar conocimiento científico sobre los fenómenos regionales de la frontera México-Estados Unidos.

Pronatura Noroeste es una asociación civil sin fines de lucro cuya misión es la conservación de los ecosistemas prioritarios del Noroeste de México, promoviendo el desarrollo de la sociedad en armonía con la naturaleza. Su oficina para el programa del delta del Río Colorado se localiza en San Luis Río Colorado, Sonora.

Restauremos el Colorado, con oficina en Mexicali, Baja California, es una asociación civil sin fines de lucro que se dedica a la asignación de agua y la implementación de proyectos para la restauración del ecosistema del delta del Río Colorado.

Sonoran Institute México es una asociación civil sin fines de lucro, con base en Mexicali, Baja California, cuya misión es conectar a la gente y las comunidades con los recursos naturales que los nutren y sustentan. Es organización hermana de Sonoran Institute, que tiene base en Tucson, AZ.

El Instituto de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Baja California, localizado en Mexicali, Baja California, fue fundado en 1981 con la misión de realizar investigaciones en las diferentes áreas de la ingeniería orientadas a la obtención de alternativas de solución a problemas regionales, contribuyendo al desarrollo del estado y al bienestar de la sociedad.
 
 
 
_________________________
Fotografía: Navajo Bridge, Karen and Brad Emerson / CC-BY

Comentarios

usuarios